Acerca de EL SOL

La acogedora casa de madera de los tres SOListas - Elisabeth, Ignacio y Javier - cobijada por una pequeña selva de plantas tropicales, matas de café y árboles de mango, adornada con florecidas enredaderas que dan comida a un sinfín de mariposas y colibríes, es el alma de EL SOL, donde se recibe a los huéspedes y sí ellos así lo desean, donde se les sirven las delicias caseras con mucho cariño, esmero y entrega.
¡ No hay nada como sentirse mejor que en casa ¡